Un curso de inglés en el extranjero como alternativa a las vacaciones de verano


Un curso de inglés en el extranjero como alternativa a las vacaciones de verano

El verano se acerca y, con él, el buen tiempo, las vacaciones... y los niños en casa. Después del período escolar, lo que menos queremos para nuestros niños es enclaustrarles en la casa o verles haciendo cuadernillos de repaso. El verano es para descansar, disfrutar y reponer fuerzas. El problema es que, en muchas ocasiones, los padres trabajan y no pueden pasar el tiempo que querrían con sus hijos, creando un clima de frustración generalizada que no beneficia a ningún miembro familiar. 

Por ello, según datos estadísticos de fuentes oficiales, las actividades de verano para niños y adolescentes están creciendo a un ritmo desorbitado. Campamentos de verano, colonias infantiles, excursiones organizadas... hay un sinfín de opciones para el divertimento de los niños y el descanso de los padres. Sin embargo, hay una opción que destaca sobre todas las demás: realizar un curso de inglés en el extranjero. Te explicamos por qué:

Aprenden o perfeccionan un idioma

Realizar un curso de inglés en el extranjero, o de cualquier otra lengua, es una oportunidad única para que los jóvenes aprendan o perfeccionen un idioma. A pesar de acudir a academias lingüísticas, la inmersión en un país extranjero y en un entorno cultural diferente obliga al menor a comunicarse en ese idioma. Por ello, la fluidez y el manejo de la lengua se refuerzan adquiriendo destrezas comunicativas que le servirán para un futuro cada vez más competitivo. 

Hacen nuevos amigos

Este tipo de actividades se realiza siempre en grupos con niños o adolescentes de edades similares. Tanto en el viaje como en la estancia, los niños están en contacto con otros niños, por lo que la amistad surge sola. Tener la opción de hacer amigos ya sean de tu mismo país o de otro fomenta la autoestima del menor y sus habilidades sociales. 

Se descubren a sí mismos

Cuando se está fuera de casa los niños empiezan a entender cómo funciona el mundo. Es cierto que al principio se pasa mal porque se sienten lejos de sus padres y de la seguridad que estos le proporcionan continuamente. Pero, al estar en continuo aprendizaje y llenos de actividades durante el día, poco a poco los jóvenes se dan cuenta que pueden realizar muchas actividades por sí mismos. Ganan en confianza, en autoestima y en seguridad para su futuro. 

Rompen estereotipos

Viajar abre la mente. Si desde pequeños les abrimos la puerta para que vuelen por sí mismos entrarán en contacto con realidades culturales diferentes a las que ven diariamente. Conocer es aprender y aprender es erradicar estereotipos y falsas creencias del resto de sociedades. Se formarán lingüísticamente pero también emocionalmente, tornándose mejores personas al crecer en la diversidad. 

Blah BlahUn curso de inglés en el extranjero como alternativa a las vacaciones de verano


0 Comentarios sobre Un curso de inglés en el extranjero como alternativa a las vacaciones de verano


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

posicionamiento en buscadores
¿Quieres ayudarnos?
Coloca un enlace en tu web o blog a nuestro diario:
<a href="http://www.diario-abc.com/">Notas de prensa</a>
Diario ABC www.diario-abc.com
Diario digital de libre participación, formado por agencias, empresas y periodistas que desean publicar notas de prensa gratis y dar así a conocer sus servícios o productos.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Diario Abc 2015