Los usos correctos de los electroestimuladores musculares


Deportes, 3566 veces leido

En este artículo quiero tratar el tema de la electroestimulación y explicar cuáles son los correctos usos que hay que darle a este tipo de aparatos.

Pero antes de entrar en materia, quiero hacer una breve introducción de sus inicios:

La electroestimulación muscular se empezó a emplear a mediados de los años setenta en Italia, para tratar a pacientes que requerían de un proceso de rehabilitación. Los médicos especialistas han confirmado que la electroestimulación presenta unos muy buenos resultados cuando se aplica en músculos atrofiados que no se han podido ejercitar a causa de alguna lesión durante un tiempo.

Los fabricantes de este tipo de aparatos se dieron cuenta de las ventajas que presentaban y comenzaron a fomentar su empleo en el deporte de elite y la estética. Su eficiencia se encuentra en que las corrientes emitidas por sus electrodos ayudan a excitar al nervio, haciendo que lass fibras musculares responden con una sacudida que, sumada a otras, ocasionan la contracción del músculo.

Después de esta breve introducción, estos son los usos más importantes que se le puede dar a un electroestimulador muscular :

Aliviar, rehabilitar y fortalecer

Los aparatos tienen diferentes programas. Por norma general, se aplican para combatir el dolor, los inconvenientes circulatorios, rehabilitar y fortalecer. En estas actividades ofrecen buenos resultados, siendo usuales en las consultas de médicos y fisioterapeutas; mas es en su aplicación estética donde se los emplea de forma incorrecta.

Rodríguez explica que el público paga por ellos costes elevados cuando «únicamente usa el programa de estética y, además de esto, ignora que solo aportan las ventajas proclamados en la publicidad si se usan de forma complementaria a un ejercicio y a una dieta adecuada».

Conforme Rodríguez, para gastar calorías hay que efectuar ejercicios que impliquen a muchos conjuntos musculares, con lo que la electroestimulación no logra estos efectos, en tanto que solo se aplica a zonas determinadas que se desean fortalecer. «La gente no sabe que cuando hace deporte, gana masa muscular, gana volumen, y el incremento acarrea un peso».

En exactamente la misma línea, Pilar Rodrigo, especialista en Medicina Física y Estética del centro Teknon de Barna, explica que no son lo mismo grasa, peso y volumen. Al decantarse por esta terapia el usuario debe conocer estas diferencias y saber dónde y de qué manera desea aplicarlo. «Ella no reduce peso sino más bien talla», agrega. «Cuando se trabaja de manera conjunta, con ejercicio y electroestimulación, por cada kilogramo de grasa que se pierde, se forma un kilogramo de músculo, mas como la grasa pesa menos hay una reducción de volumen», detalla.

Es una vez tonificada la musculatura cuando comienza verdaderamente la pérdida de peso. La doctora asegura que este tratamiento ha de ser personalizado y asociarse a la dieta o bien termoterapia para surtir beneficios. Así sí pueden ponerse a trabajar a pleno las zonas más reluctantes, como glúteos y biceps. «Su desarrollo es lo que más demanda la gente para lograr una figura armónica, mas, siendo tan grandes, se trabajan otros que los rodean, siempre y en toda circunstancia con mucho esfuerzo; en cambio, a través de electroestimulación se puede efectuar con ellos un buen trabajo».

Rodrigo previene contra las contraindicaciones de estos aparatos: no pueden emplearlos personas con marcapasos, embarazadas a nivel del abdomen y epilépticos. Es esencial tener en consideración, añade, que pueden dañar fibras o bien atrofiarlas si no se emplean bien. Con la electroestimulación no interviene una orden motora propia, con lo que no actúan los circuitos inquietos, ni se adiestran ni sostienen. En casos extremos se dan perturbaciones del esquema anatómico, en tanto que no existe relación entre lo que llega al cerebro desde los receptores articulares o bien ligamentosos, y la interpretación y contestación a esa información.

La actividad muscular ejercitada por este medio no usa las vías metabólicas de obtención de energía, y las células musculares actúan de simples agentes pasivos de la contracción. El músculo solo se contrae en una situación determinada y no se puede amoldar a la pluralidad de situaciones que se dan en el ejercicio físico frecuente.

A pesar de todas y cada una estas excepciones, el «boom» de estos aparatos, cuyos costos que fluctúan entre 9 y mil doscientos euros, no cede. Y eso que, al contrario a lo que se aseveran ciertos de sus vendedores, aún no existen corrientes mágicas.

ElectrotensLos usos correctos de los electroestimuladores musculares


0 Comentarios sobre Los usos correctos de los electroestimuladores musculares


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

posicionamiento en buscadores
¿Quieres ayudarnos?
Coloca un enlace en tu web o blog a nuestro diario:
<a href="http://www.diario-abc.com/">Notas de prensa</a>
Diario ABC www.diario-abc.com
Diario digital de libre participación, formado por agencias, empresas y periodistas que desean publicar notas de prensa y dar así a conocer sus servícios o productos.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Diario Abc 2019