Cortinas de Cristal en Madird


Cortinas de Cristal en Madird

Cualquiera que haya paseado por una avenida turística, o un paseo marítimo en cualquier ciudad de España, tiene una idea del paisaje que ve: restaurantes, bares, cafeterías, y pequeños comercios, todos ellos con salida al exterior y terraza.

Terrazas separadas por toldos, jardineras, vallados, o por nada en absoluto. Terrazas aprovechadas en verano y desperdiciadas en invierno.

Nos hemos acostumbrado a ver las “sombrillas-estufa”, pero todavía no protegen de la lluvia y del frío extremo. La alternativa a esto es un cerramiento de la terraza, con la consiguiente pérdida de encanto: una vez dentro de la caja de aluminio, ya no es una terraza, sino un local acristalado.

Pero desde hace dos o tres años, empiezan a verse otros cambios en este paisaje en muchas ciudades de España, especialmente en la costa mediterránea, o en Madrid. Se trata de los sistemas de cerramientos de terrazas con cortinas de cristal.

Estos sistemas llevan algunos años desarrollándose en Estados Unidos y en el norte de Europa: sólo en los últimos ha llegado a España, pese a tratarse éste de un país ideal para su implantación dado el volumen del sector servicios y restauración.

Cortinas de cristal: una pequeña revolución en el sector de la restauración

n

 

Los cerramientos con cortinas de cristal se diferencian de los cerramientos normales en algo básico: que no tienen estructura de aluminio. Sólo existen unas guías superiores e inferiores, entre las que se encajan las lamas de cristal de seguridad. Dichas lamas, gracias al sistema de rodamiento, pueden moverse, abrirse y cerrarse de forma independiente, incluso pueden replegarse todas a un lado ocupando muy poco espacio. El resultado de esto son terrazas cerradas manteniendo una visión panorámica del 100%. Sin ningún impedimento ni a la visión ni al paso, con un doble resultado: el restaurador o propietario puede aprovechar comercialmente su terraza todo el año. Y la ciudad gana en urbanismo y modernidad conforme los feos marcos de aluminio van desapareciendo.

«La mayor ventaja es en invierno» menciona un cliente, propietario de una cafetería en Alicante «El hecho de poder explotar la terraza todo el año ha aumentado nuestra facturación en los meses valle, y la inversión ha sido pequeña en comparación».

Pero no son sólo los locales comerciales. «Las ventas a particulares han crecido incluso más en los últimos dos años» explican desde Vidriosystem, una de las empresas fabricantes e instaladoras en España. «La ventaja es que se adaptan a cualquier trazado, por lo que podemos cerrar balcones, terrazas, porches… lo que sea. La gente gana esos espacios al mal tiempo, pueden abrirlo todo en verano, y además el vidrio de seguridad aísla del ruido exterior, así que es una buena opción para todo el mundo».

No aíslan en cambio de la temperatura: pese a que el vidrio de seguridad es un aislante natural que retiene el calor o el frío, el cierre no es estanco, y la terraza requerirá ser calentada o enfriada por sus propios medios. Sin embargo esto parece un problema menor para los consumidores, que ven como en cualquier caso ganan calidad de vida y/o rentabilidad en su negocio. Lo que explica el auge de este sistema en toda España.

Así que en su próximo paseo, observe a su alrededor. Cada vez verá menos aluminio y más cristal. Es la pequeña nueva transformación del urbanismo hacia la modernidad.

VidriosystemCortinas de Cristal en Madird


0 Comentarios sobre Cortinas de Cristal en Madird


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

posicionamiento en buscadores
¿Quieres ayudarnos?
Coloca un enlace en tu web o blog a nuestro diario:
<a href="http://www.diario-abc.com/">Notas de prensa</a>
Diario ABC www.diario-abc.com
Diario digital de libre participación, formado por agencias, empresas y periodistas que desean publicar notas de prensa y dar así a conocer sus servícios o productos.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Diario Abc 2019