Presentación teatral acerca del miedo


Presentación teatral acerca del miedo
Cultura, 619 veces leido

“¡Qué injusta es la vida! ¡Qué dura es esa persona, es huracán, ese enjambre! ¡Qué injusto y malo es el gobierno!

¿Reaccionamos, en verdad, válida y valerosamente ante ese pánico interno? ¿Hacemos algo para vencerlo o superarlo? ¿Queremos hacer ese algo bueno y válido para mejorarnos y mejorar el entorno social?

Lamentablemente, optamos en términos generales por la respuesta más fácil y cómoda: Estallamos en cólera, con violencia, o nos conformamos, conteniendo nuestra ira, nos sometemos a nuestro temor irracional, visceral y nos sumimos en el dolor. Nos autoderrotamos antes de afrontar el desafío interno y la dificultad externa. Y obviamente, en otro momento posterior al de pánico doloroso, volvemos a sentirnos débiles y proyectamos ese miedo telúrico contra alguien de nuestro entorno, alguien que nunca nos ha hecho daño y que posiblemente, ignorando nuestro estado psicológico oculto nos saluda amablemente cuando nos ve en la calle, o en el ascensor del edificio, o en cualquier otro lugar habitual.

Lo que se pretende con estas explicaciones es que nos demos cuenta de que en realidad nos somos conscientes; estamos muy ciegos e ignorantes de lo que nos pasa habitualmente cuando actuamos en la vida social. O sí, quizás nos damos cuenta y posiblemente, entonces, inferimos que sí, pero no podemos. Buscamos justificaciones con nuestro pensamiento y nuestras conductas mentales deterministas.

Sí, amigas/os, nos justificamos, porque el miedo también nos permite inferir, aunque en un plano limitativo de comprensión. Generalmente, nos movemos en un campo de pensamiento y acción mecánicos, con mínima capacidad de resolución creativa, porque no estamos en el aquí y en el ahora. Estamos gobernados en ese momento por una memoria activa del pasado que nos retrotrae al momento del pasado en que vivimos una experiencia desagradable y dolorosa que no ha sido integrada como parte de nuestra evolución.

Sólo en determinados momentos de lucidez despierta nuestra consciencia y nos damos cuenta de en esa situación que se “repite” en el presente está actuando el miedo telúrico; de que el miedo está ahí, dentro de nosotros alterándonos, sacudiéndonos. Es entonces cuando intentamos afrontarlo con valentía y ver la situación como una oportunidad para ser mejores personas y ciudadanos/as. Y finalmente no lo proyectamos sobre nuestro medio inmediato.

Además, en muy contadas ocasiones nos hacemos una pregunta libre y sencilla a cerca de nosotros mismos. Esta es: ¿Qué estoy haciendo yo con mi vida, con mis actos y mi comportamiento? Y esta pregunta podrá

sugerirnos esta otra subsiguiente: ¿Me conozco lo suficiente para saber el para qué de todo y de todos?

Amigos/as, un servidor también está influido por ese miedo telúrico, psíquico. Soy un humano más, un miembro más de esta especie. Y además este miedo terrible, cruel, peligroso impera hoy en nuestros sistemas de convivencia y en nuestros esquemas de creencias a través de nuestras tradiciones y culturas, a través de nuestras estructuras sociales.

Las tradiciones diversas de los pueblos de la Tierra han abonado nuestros sistemas sociales y los mitos populares que han viajado a través del tiempo y del espacio las han reforzado y siguen operando en las culturas y en las mentes tanto que influyen en nuestro comportamiento individual y social, en nuestro esquema de pensamiento y de organización política y en nuestras normas educativas.

Pero esto no es grave en sí mismo. Lo verdaderamente grave es nuestro error de no darnos cuenta de que ese abanico de creencia, mitos y tradiciones se ha quedado ya obsoleto y requiere ser renovado o, en su caso, sustituido por otro más adecuado a la era en que ahora estamos viviendo.

Debemos renovarnos, porque este abanico mental sigue operando en nuestras mentalidades y en nuestras normas de convivencia. Entonces, lo que nos pasa a todo –a mí también- es que estamos dominados por el miedo telúrico a evolucionar profundamente, es decir, a romper los condicionantes psíquicos, los parámetros rígidos y las formas mentales. Nos negamos a dar el gran salto evolutivo que nos corresponde como especie privilegiada de este planeta, elegida dentro de la pirámide biológica. El gran salto a lo nuevo, a lo desconocido de la evolución animal: El salto espiritual desde la prehistoria tecnológica a la historia del conocimiento profundo que anida en el espíritu de todas las culturas del planeta. Este gran salto ya está presente, ya ha surgido de su estado de latencia en nuestro Ser Espiritual, y nos urge a despertar nuestra consciencia en esta era histórica nueva, tan convulsa, tan confusa y tan conflictiva.

Vale, vale, vale, amigos/as, aquí podemos oponer este otro argumento

Jesús Antonio Fernández OlmedoPresentación teatral acerca del miedo


1 Comentarios sobre Presentación teatral acerca del miedo


alicia
10 de Diciembre del 2017

oferta de préstamo de dinero disponible para cualquier persona\n\ncorreo electronico: aliciapiresfinance@gmail.com\n\n más preocupaciones a usted por su necesidad financiera, estoy aquí para ayudarle, independientemente de sus dificultades financieras, que tienen una misma capital alta para cualquier tipo de préstamo en particular. La financiación está disponible para cualquier persona seria con una tasa del 2 al 5 de un año dependiendo de la cantidad solicitada. Usted contesta a la siguiente dirección de correo electrónico: \n\naliciapiresfinance@gmail.com

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

posicionamiento en buscadores
¿Quieres ayudarnos?
Coloca un enlace en tu web o blog a nuestro diario:
<a href="http://www.diario-abc.com/">Notas de prensa</a>
Diario ABC www.diario-abc.com
Diario digital de libre participación, formado por agencias, empresas y periodistas que desean publicar notas de prensa gratis y dar así a conocer sus servícios o productos.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Diario Abc 2015